Sin categoría

CÓMO ARREGLAR TUS DIENTES SIN QUE NADIE LO NOTE

31 mayo, 2021

Tener unos dientes bonitos y alineados es algo más que una cuestión de estética, es cuestión de salud.

Todas soñamos con la sonrisa perfecta y que decir de esos dientes tan blancos y perfectos que lucen algunas celebrities que parecen de mármol.

 

 

Ya os he contado en alguna ocasión, lo mucho que me costó decidirme porque tenía claro que me tenía que arreglar mis dientes, pero la idea de llevar aparatos no me hacía ninguna gracia. También os digo que hace años las cosas eran muy diferentes y los aparatos de hoy no tienen nada que ver con los que se utilizan.

Tengo muchísimas amigas que en estos momentos están llevado brackets y quitando alguna molestia, están encantadas con los resultados que van viendo.

Yo me decidí por otro tipo de técnica y no, no pude ni me quise esperar más y decidí arreglar mis dientes unos meses antes de mi boda. Tenía la autoestima bastante bajita, porque tener los dientes mal me avergonzaba tanto que no tengo ni una única foto en la que salga enseñando mis dientes con menos de 25 años.

Me informé muchísimo, hablé con varios profesionales y al final opté por ponerme un puente y también llevo un diente de cerámica. Han pasado ya quince años y a pesar de no haber tenido ningún problema, estoy convencida de que no fue para nada la mejor opción, pero para mí fue una rápida solución que hizo que mi autoestima aumentara de forma considerable. Así que pude sonreír muchísimo el día de mi boda y mi álbum de fotos lo demuestra 🙂

 

 

Pero como os decía, estoy convencida de que no fue la solución más acertada porque no hay nada como poder conservar tus piezas originales y hoy hay técnicas increíbles para arreglarse cualquier problema dental y que pase desapercibido por los demás.

Atentas chicas porque atrás quedan los antiestéticos alambres y los incómodos brackets para dar paso a unos discretos, sencillos y hasta invisibles aparatos dentales.

 

 

Hace unos días buscando información para este post, llegué hasta los brackets autoligables que son una alternativa a los tradicionales y están indicados tanto para niños como para adultos.

La peculiaridad de los autoligables es que no se utiliza ninguna ligadura para unir el arco al bracket, ya que se hace con una especie de clips.

Permite solucionar problemas dentales comunes como pueden ser apiñamientos, separaciones entre dientes, mordidas anormales o diastemas.

Una de las marcas más conocidas de los brackets autoligables es la Damon y existe una versión transparente de este tipo de brackets.

Gracias a la tecnología del sistema Damon los movimientos dentarios se hacen más rápido, por lo que el tratamiento es más corto.

Además son más higiénicos y también más cómodos porque la fricción es menor.

 

 

 

 

Si estáis interesadas en este tipo de ortodoncia, os aconsejo hablar con profesionales porque son los más indicados para resolver todas vuestras dudas y contestar correctamente a vuestras preguntas.

Y si ya lo habéis probado, me encantaría conocer vuestra experiencias. Recordad que compartir es de guapas 🙂

Y hasta aquí el post de hoy, espero que os haya gustado y os haya servido de ayuda.

Yo os espero mañana con un nuevo post de belleza o moda y también, me podéis encontrar cada día en mi perfil de Instagram  🙂

Sígueme y dame un like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *