Estilo de vida | Tips

Trabajar desde casa, una opción de conciliación laboral y familiar

24 marzo, 2019

Trabajar desde casa en las mayorías de los casos no es ni siquiera una opción, más bien un sueño. Aunque os tengo que decir, que es una alternativa maravillosa desde el momento en que te conviertes en madre, ya que sería estupendo que todas las parejas tuviesen esta tranquilidad para poder conciliar la vida laboral de la profesional.

Menos quebraderos de cabeza, más tranquilidad, menos estrés y en muchos casos, más satisfacción personal.

 

 

Trabajar desde casa tiene muchísimas ventajas ya que nos podemos organizar, tener un horario flexible  y llegar a todo de maravilla. Con una buena planificación y un buen horario, nos podemos encargar de la casa, del cuidado de nuestros hijos, sacar tiempo para estar en familia, sacar el trabajo adelante e incluso buscar esos ratos de desconexión personal que tanta falta nos hace.

Aunque nos pongamos un horario, evidentemente ese horario es flexible y nos permite modificar si por ejemplo tenemos que llevar a los niños al pediatra, tenemos que ir a una reunión, tenemos que llevar el perro al veterinario o incluso, podemos trabajar desde la tumbona mientras estamos disfrutando de las vacaciones en un lugar paradisíaco, eso sí, que nunca nos falle la conexión o nos volvemos locas 🙂

Como desventajas os tengo que decir, que a veces se trabaja más de lo que se planifica y te tienes que obligar a apagar el ordenador o seguirías trabajando horas tras horas.

Conozco a madres que se levantan un par de horas más temprano que sus hijos para sacar trabajo antes de que los niños se despierten, aunque yo soy todo lo contrario ya que eso de madrugar no lo llevo nada bien y soy de las que aplazo la alarma del móvil cinco veces, así que prefiero trabajar un poco más por la noche mientras que mis niños duermen.

 

 

Las que ya me conocéis, sabéis que yo trabajo por cuenta ajena y también trabajo desde casa con mis blogs. Desde que nació mi primer hijo hace once años, tengo reducción por maternidad y trabajo muy pocas horas fuera de casa y no voy cada día. Pero desde casa sí que trabajo todos los días y aunque sigo mi horario tal y como lo tengo planificado, muchísimos días me paso de horas.

Si queréis trabajar desde casa, me quiero atrever a dejaros tres consejos fundamentales para que podáis sacar el trabajo adelante y no frustrarse.

Consejos para trabajar desde casa

El ambiente y lugar de trabajo es fundamental.

Yo cuando mis hijos están en casa trabajo siempre en el salón para estar con ellos, pero cuando están en el colegio trabajo en la planta de arriba ya que tengo una habitación adaptada a mi trabajo.

Tengo una zona en la terraza de arriba de mi casa adaptada para hacer fotos, pero también necesitaba un lugar donde grabar y poder trabajar, así que me cogí para mí una habitación de la primera planta de casa :), allí monté mi despachito y mi zona de grabación.

Si vosotras también necesitáis hacer algún tipo de reforma o queréis simplemente adaptar una parte de vuestra casa y convertirla en una zona de trabajo confortable, hacer una renovación eléctrica, instalar suelo o simplemente pintar, podéis echar un vistazo en reformas integrales Zaragoza, Ahí podéis encontrar algunas ideas, conocer precios, podéis pedir presupuesto o consejo.

Por suerte, hoy en día hacer cualquier tipo de reforma en casa es bastante más barata que hace años, son de las poquitas cosas buenas que nos dejó la crisis.

 

 

Es importante que vuestros hijos comprendan la importancia de vuestro trabajo, así que os aconsejo que le expliquéis con claridad en qué consiste para que no tengan el concepto nunca de que cuando mamá coge el ordenador es para jugar.

Mis hijos comprenden y valoran mi trabajo, por eso dentro de lo posible porque son niños y no gatos de yeso, cuando estoy trabajando evitan gritar y la verdad es que no me puedo quejar porque normalmente me dejan trabajar.

Ellos saben que mamá trabaja un ratito y luego llega la recompensa porque salimos a pasear, a montar en bici, a tomar un helado o lo que nos apetezca.

Y por último y no menos importante, cuidarnos a nosotras mismas y no frustrarnos en caso de no llegar a todo porque somos mujeres y madres, pero no superhéroes.

Por mucho que nos fascine nuestro trabajo, no debemos coger trabajo en exceso y disfrutar de nuestro tiempo libre, porque debemos tenerlo.

Con una buena organización es posible llegar a todo, aunque sinceramente puede llegar a ser bastante agotador pero nadie dijo que fuese fácil.

Sígueme y dame un like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *