Parejas

Mantener la chispa encendida, es posible

30 enero, 2019

5 (100%) 2 vote[s]

Los años no pasan en balde y no lo digo únicamente por la aparición de las primeras arrugas, de las odiosas patas de gallo, de como se empieza a descolgar lo que siempre estuvo firme o en lo mucho que cuesta perder peso después de los 40.

En general los años provocan cambios que no deben ser necesariamente negativos, más bien son señal de madurez y experiencia.

Si echamos la vista atrás en nuestra relación de pareja, seguro que muchas notáis cambios más que evidentes sobre todo después de ser padres.

Las relaciones van evolucionando y los problemas al igual que los proyectos y los éxitos hacen que las parejas se refuercen.

Lo que antes era intensidad, pasión y locura, ahora es calma y estabilidad.

 

 

Por desgracia no todas las parejas pueden decir lo mismo y muchas acaban en desagradables separaciones o divorcios. Si eso sucede y aunque se trata de un trago muy desagradable, hay que superarlo porque es necesario para continuar y formar una nueva vida.

Aunque muchas tengamos la suerte de continuar con nuestra pareja, todos sabemos que se pasan por rachas buenas y malas casi siempre debidas al ritmo de vida tan estresante que llevamos.

Las mujeres nos vemos sometidas a bastante estrés cuando no queremos o no podemos renunciar a nuestra vida laboral y tenemos que compaginar nuestro trabajo con el cuidado de nuestros hijos.

No digo que los hombres vivan super relajados ni mucho menos, ya que muchos están 100% involucrados en las responsabilidades del hogar y del cuidado de los pequeños. Pero hay estudios que demuestran que las mujeres somos más sensibles ante el estrés, pero al mismo tiempo somos más resistentes y lo sabemos llevar bastante mejor.

 

 

Siempre digo que lo perfecto sería mantener el equilibrio entre el trabajo, la unión familiar y la pareja. Hay que buscar tiempo y espacio para todo sin que resulte estresante y sin sentir sentimientos de culpabilidad por dedicarnos una hora al día.

Las parejas se pueden distanciar debido a la falta de tiempo, a la monotonía o los contratiempos que surgen en el día a día, pero debemos hacer un esfuerzo por mantener la chispa encendida.

Pero, ¿cómo podemos mantener la chispa encendida?

Pues por ejemplo con pequeños detalles. Tener detalles con tu pareja es una forma más de demostración de amor, aunque lógicamente no debe ser la única.

A mí antes de entrar a trabajar me gusta recibir un mensaje con un que pases una linda tarde amor mío, pero soy consciente de que debe ser recíproco y que para recibir hay que saber dar.

Debéis tener presentes que las relaciones de pareja se forjan con el día a día a base de acumular éxitos, fracasos, conversaciones, risas, proyectos, decepciones y detalles, entre otros muchos. Y que la falta de demostración de amor, se puede acabar convirtiendo en una horrible costumbre que os hará incapaces para realizar gestos tan sencillos como dar un beso o un abrazo.

 

 

Echarle imaginación y sorprender a vuestra pareja con algún detalle que no se espera como por ejemplo un desayuno en la cama, preparándole un mensaje escrito en el espejo del baño o una cena romántica un día cualquiera.

La vida y las relaciones en general son bonitas a pesar de los contratiempos, pero debemos añadirle un poquito de azúcar para que resulte más apetecible.

Si no se os ocurre ningún mensaje o ese día estáis algo espesas 🙂 aquí podéis encontrar frases para dejarles un bonito e inesperado mensaje de amor a vuestra media naranja.

 

 

Sígueme y dame un like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *