Estilo de vida | Tips

La preservación de la fertilidad, ¿cómo y cuándo se realiza?

9 febrero, 2019

5 (100%) 2 vote[s]

Aunque a muchas mujeres les cueste aceptarlo, cuando se llega a determinada edad ya no se es todo lo fértil que gustaría y conseguir quedarse embarazada se puede convertir en una verdadera aventura.

A veces ser madre a edad avanzada no es más que una decisión personal y en otras ocasiones, por desgracia hay algún tipo de problema o complicación que hace un poquito más larga la llegada de los hijos.

Todas las que habéis decidido aplazar un poco la maternidad, seguro que en muchas ocasiones habéis oído hablar de la preservación de la fertilidad, un tratamiento que se realiza para congelar los óvulos para que se mantengan jóvenes y así sea la mujer la que decida el momento idóneo para quedarse embarazada.

Y aunque los especialistas aconsejan ser madres antes de los 35 años, son muchísimas las mujeres que se convierten en madres a los 40 años debido a las dificultades para encontrar estabilidad laboral o económica.

También os digo que los niños no vienen siempre cuando nosotros queremos y caemos en el error de pensar en que no tendremos dificultad para quedar embarazada, algo que en realidad no se descubre hasta el momento en que lo intentas.

 

Si la preservación de la fertilidad os interesa, debéis tener presente que siempre tiene que ser durante la edad fértil, es decir, antes de los 38 años aunque recomiendan hacerla un par de años antes porque con el paso de los años disminuye la cantidad y la calidad de los óvulos.

Os cuento que este tratamiento se realiza en tres fases.

En la primera se estimula el aumento de los óvulos mediante un tratamiento de hormonal. En la siguiente fase se extraen los óvulos y aunque se realiza en un quirófano, no es necesario hospitalización ya que no se realiza con anestesia general.

Y después llega vitrificación, el momento en el que se conservan los óvulos en nitrógeno líquido a -196ºC una vez comprobada la calidad de los óvulos.

Pero es importante no confundir esta técnica con la FIV. La fecundación in vitro es otra técnica que se emplea para conseguir quedar embarazada y es bastante más conocida que la anterior.

El tratamiento anterior está indicado para las mujeres que desean aplazar la maternidad y la FIV, se emplea para lograr un embarazo cuando existe algún problema en la pareja que impide el embarazo.

En la fecundación in vitro se recogen lo óvulos para luego unirlos con el esperma, para obtener embriones. Después los mejores embriones son transferidos al útero de la mujer, consiguiendo de esta forma el tan deseado embarazo.

Este tratamiento está compuesto por varias fases que son la estimulación ovárica, la punción ovárica, la fecundación de los óvulos y la transferencia de los embriones.

 

 

La fecundación in vitro, es una técnica cuya tasa de éxito llega a superar el 50% un dato que espero que con el paso de los años se llegue a mejorar.

Y no puedo terminar este post, sin aconsejaros acudir siempre a un especialista para que trate vuestro caso en concreto y os puedan ofrecer la mejor técnica posible.

Los especialistas os podrán ofrecer todas las posibilidades posibles y también aclarar todas las dudas que os vayan surgiendo.

 

 

Sígueme y dame un like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *