Beauty | Tips

PIEL FLÁCIDA POR PÉRDIDA DE PESO

9 marzo, 2016
5 (100%) 1 vote

Si has perdido peso recientemente, a no ser que hayas ido haciendo deporte mientras lo perdías, notarás como se te ha quedado la piel floja. Ya sea debajo de los brazos, en la barriga, el culo o en las piernas, es un problema que causa bastante vergüenza a la mujer que lo sufre.
La piel flácida es el resultado de un cambio brusco de peso, la piel tarda en volver a su lugar sobre todo si había estado mucho tiempo estirada.

 

Lo primero que os tengo que contar es que perder peso, pero sobre todo cuando se pierde muy rápidamente, las dietas estrictas, abusivas y las dietas en las que se pasa hambre, son malísimas tanto para nuestro interior como para el exterior.

Os pongo un ejemplo, las gomillas del pelo, cuando las usamos mucho y las tenemos puesta por mucho tiempo, cuando nos la quitamos ¿sigue estando igual?, imposible porque perdió su elasticidad.

Si quieres perder peso, lo mejor es hacerlo poco a poco, haciendo una dieta sana y equilibrada, sin saltarte ninguna comida y realizando ejercicio, en la que incluya pesas, para no perder masa muscular y tonificar la piel.

 

La piel tiene dos sustancias importantísimas que son el colágeno y la elastina. El colágeno es que aporta la firmeza y la elastina da elasticidad a la piel. Cuando estos compuestos empiezan a faltar en nuestro cuerpo, la piel comienza a descolgarse y a arrugarse.

Para que la piel se mantenga elástica no debe faltar el colágeno y la elastina. Los alimentos que forman estos componentes son las legumbres, leche, tofu, pescado, nueces y semillas.

Mantenerse hidratada es fundamental para que la piel pueda mantener su elasticidad. Hay que beber mucha agua, unos ocho vasos de agua al día, pero si no puedes beber tanta agua, complementa con zumos naturales, infusiones, té…

Otra forma de conseguir el colágeno, la elastina y al mismo tiempo hidratar la piel, son las cremas reafirmantes. Hay que aplicarlas cada día y ser constantes.
Hay muchas mujeres que no confían nada en las cremas, pero os aseguro que funcionan. Utilizar una crema hidratante y reafirmante os ayudará a acelerar el proceso.

La exfoliación es necesaria para eliminar las células muertas, al menos hay que realizarla una vez a la semana.

 

Los masajes son otra buena alternativa, ya que ayuda a que las capas de la piel se vayan desplazando.

Hay dos factores que perjudican nuestra piel y que hacen que no se mantengan estables los niveles de producción de proteínas, que son el tabaco y tomar demasiado tiempo el sol.

¿Qué hacer para eliminar la piel flácida?
La mejor opción es realizar ejercicio, sea cual sea la parte de tu cuerpo que necesitas estirar y tonificar.
Hay tres ejercicios perfectos para combatir la piel flácida:
– Si tu problema está en los brazos, lo mejor es el levantamiento de pesas pequeñas.
– Si tienes la piel flácida en la barriga, los abdominales no pueden faltar en tu día a día.
– Si tu problema son las piernas, las sentadillas son tu mejor opción.
Podéis cogerlo como un hábito diario, por ejemplo hacer sentadillas mientras te lavas los dientes.

 

 

Hay otros ejercicios que exigen mucho movimiento físico y que también van genial si estás perdiendo peso o piensas comenzar a perder algún kilito, como son el aeróbic, espinning y el zumba. Y si os gusta más el deporte al aire libre, yo os aconsejo salir a correr por las mañanas.

No tenéis que asustaros y mucho menos acomplejaros por tener la piel flácida porque a cualquiera le puede pasar.

 

Pensad que una embarazada que haya engordado unos 9 kilos, después del parto, con la alimentación adecuada y ejercicio físico, podrá recuperar perfectamente su figura, pero para conseguirlo hay que ser constantes.

¿Qué os ha parecido?

Sígueme y dame un like

Only registered users can comment.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *