Remedios caseros

REMEDIOS PARA LA TOS CON FLEMA

12 enero, 2018
Rate this post

En este post os quiero dejar unos estupendos remedios para la tos con flema. Seguro que muchos ahora mismo estáis como yo, con un gran resfriado y mucha tos, así que he decidido compartir con vosotras los remedios caseros más eficaces para aliviarnos rápido y evitar tomar medicamentos o incluso evitar tener que gastar dinero comprando un montón de sobres, jarabes, caramelos y un largo etc…

Espero que os sea de mucha ayuda y os resulte de mucha utilidad.

 

REMEDIOS PARA LA TOS CON FLEMA

La cebolla es uno de los remedios caseros más utilizados por su eficacia y su rapidez. Seguro que ya sabéis que posee propiedades expectorantes, mucolíticas, antibióticas y ayuda a desinflamar, entre otras muchas.

Va genial dejar una cebolla cortada por la mitad cerca de nosotras durante la noche, en la mesita. O incluso, podemos realizar un jarabe muy eficaz para combatir la tos con cebolla y miel.

Si os apetece probar el jarabe prestar atención que os cuento…

¿CÓMO HACER UN JARABE CASERO?

Necesitaremos una cebolla grande o dos pequeñas y miel. Cogemos un bote de cristal y metemos dentro la cebolla cortada a trocitos pequeños, después le añadiremos dos cucharadas grandes (soperas) de miel. Lo mezclamos bien y dejamos reposar la mezclar unas 8 horas. Transcurrido el tiempo, ya tenemos nuestro jarabe natural listo para ir tomando cucharaditas a lo largo del día.

 

El eucalipto contiene propiedades expectorantes por lo que se convierte en una planta estupenda que nos ayudará a despejar las vías respiratorias y eliminar mucosidad.

Podemos utilizar el eucalipto haciendo vapores y es super fácil de realizar. Simplemente tenemos que añadir unas hojas de eucalipto en una olla con agua y poner a hervir.

Seguro que en muchas ocasiones en las que habéis padecido tos, habéis terminado comprando caramelos de miel y limón 🙂 tal vez porque se nota alivio rápidamente, por eso en esta ocasión no puedo dejar de recomendaros la miel y limón para aliviar.

El limón nos aporta vitamina C, esta se encarga de combatir los virus y nos ayuda a aumentar nuestras defensas, por otro lado, la miel actúa en nuestro cuerpo como un antibiótico natural.

Para preparar este remedio tenemos que coger un vaso de agua caliente y añadir el zumo de un limón y una cucharada y media de miel. Se mueve bien y ya está listo para tomar. Os recomiendo hacerlo dos o tres veces al día y ya veréis como os ayuda a expulsar la mucosidad y al mismo tiempo reduce la tos.

Os confieso que cuando descubrí este remedio casero estaba un poco dudosa de probarlo ya que imaginaba que estaría literalmente “asqueroso” y que resultaría difícil de tomar, pero me sorprendió muchísimo y la verdad es que no es que lo encuentre exquisito pero no está malo y más teniendo en cuenta que no me gusta la miel.

 

 

Sígueme y dame un like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *