Nutrición

LA ALIMENTACIÓN EN EL EMBARAZO

14 agosto, 2018
5 (100%) 1 vote[s]

Me habéis preguntado en muchas ocasiones por mis embarazos, ¿cómo me cuidé?, ¿cómo conseguí no engordar mucho?, ¿cómo me recuperé?…

Desde el primero momento en que vi el positivo en el predictor, hay cosas que añadí a mi vida y otras que eliminé por completo. Estaba feliz y emocionada, igual que cualquier mujer embarazada, pero tenía clarísimo que quería seguir sintiéndome bien y el deporte evidentemente el recomendado y la alimentación era algo fundamental en esos momentos.

 

 

No engordé mucho en ninguno de mis dos embarazos y cuidarme no me supuso ningún sacrificio. Debéis tener presente que se debe coger un peso adecuado y el sobrepeso nunca es aconsejable, evidentemente tampoco durante esos nueve meses para evitar complicaciones durante el embarazo y el parto.

Desde el primer momento me informé de los ejercicios que yo podía realizar en casa y salía a pasear cada día al menos una hora, incluso os cuento que eso ayudó a que mi hijo naciera tan rápido ya que tenía contracciones (algo que no sabía) y me fui a pasear. Al parecer eso ayudó a que llegase al hospital tan dilatada que no hubo tiempo ni de epidural ni de que el ginecólogo se quitase la chaqueta, bastó un me remango y me colocan los guantes 🙂 a los veinte minutos de entrar por la puerta del hospital, ya tenía a mi príncipe en brazos.

Pero evitar estar todo el día en el sofá y realizar algún deporte, no es suficiente ya que la alimentación durante el embarazo es fundamental para la mamá y para el buen desarrollo de nuestro bebé.

Aún hay quien piensa que se necesita comer el doble cuando en realidad lo que tenemos que hacer es alimentarnos mejor y no comer por dos. No se trata de comer por comer y consumir calorías innecesarias, se trata de alimentarse bien y de forma correcta.

“Hay que comer para alimentar a dos y no por dos”

 

 

Por ejemplo, hay alimentos que son sencillamente azúcar y no nos aportan absolutamente nada o mejor dicho, no nos aportan nada bueno.

Entre esos alimentos se encuentran la bollería industrial, los refrescos azucarados, la fruta enlatada, los cereales azucarados, etc…

Es importantísimo saber como alimentarse durante el embarazo, por eso yo os recomiendo que sigáis al pie de la letra las indicaciones de vuestro ginecólogo.

Personalmente eliminé bastante la sal para evitar la retención de líquidos y evité por completo el alcohol al igual que los alimentos crudos. Incluí en mi dieta diaria cereales integrales, fruta, huevos, verduras, hortalizas, carne y pescado a la plancha y por supuesto, lácteos entre otros alimentos. Y siempre cinco comidas diarias, es importantísimo no saltarse ninguna comida.

Me daba mis caprichos cuando me apetecía, tampoco se trata de ser estricta, pero si un día me pasaba pues al otro compensaba un poquito y listo.

Yo siempre digo que tenemos muchísima suerte, ya que en pleno siglo XXI no hay lugar a muchas sorpresas y al igual que lo planificamos absolutamente todo, un embarazo también se puede casi planificar y digo casi, porque si sois madres sabéis que a veces los niños vienen cuando les apetece y no cuando nosotras queremos, pero tenemos tiempo para empaparnos de todo lo relacionado con la maternidad y conocer todo a cerca del embarazo. Si buscamos un embarazo cuando estamos realmente preparadas, podemos evitar miedos, disfrutar del embarazo, alimentarnos bien y no engordar en exceso ya que luego cuesta muchísimo eliminar esos kilitos que se quedan.

Y como siempre os digo, en caso de cualquier duda, lo mejor es siempre dejarse aconsejar por profesionales.

Sígueme y dame un like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *